cuidados para gatos en invierno

Llegado el Invierno, nuestros compañeros felinos requieren un poco de atención extra para asegurar que estén cómodos y sanos durante los meses más fríos del año. Por eso, desde Clínica Canopus, clínica veterinaria en Sevilla, queremos daros los mejores consejos para cuidar a tu gato en invierno:

¿Cómo cuidar a mi gato en invierno?

Es muy importante conocer las características y necesidades especiales que tienen cada especie y los gatos no son diferentes.

Proporciona una fuente de calor

Los gatos son animales muy sensibles al frío y necesitan un lugar cálido para dormir.

Podemos  proporcionar una fuente de calor segura, como una bolsa de agua caliente para que tu gato pueda calentarse durante las frías noches de invierno.

Mantén a tu gato a salvo dentro de casa

Durante los meses de invierno, es mejor mantener a tu gato dentro de casa para protegerlo del frío y la nieve (si es que en tu ciudad nieva o viajas a algún lugar nevado). Asegúrate de cerrar bien las puertas y ventanas para evitar que tu gato se escape o entre en contacto con el frío exterior y corra el riesgo de quedarse fuera, sobre todo en las horas nocturnas, que es cuando más frío hace.

Mantén a tu gato hidratado

Es importante que tu gato tenga acceso a agua fresca en todo momento, especialmente durante el invierno, ya que puede llegar a estar más sediento debido al aire seco y a las calefacciones . Por otra parte, debes asegurarte de que el agua esté limpia, porque a los gatos no les gusta beber en recipientes  que estén sucio.

Proporciona un lugar seguro para tu gato

Asegúrate de que tu gato tenga un lugar seguro y cálido donde refugiarse cuando haga frío si tiene acceso al exterior. Una casita apropiada para gatos o una cama que le proteja del frío serían perfectas para que no pase tanto frío.

gato en invierno calentito

Proporciona juguetes y entretenimiento

Los gatos necesitan jugar y explorar, incluso durante el invierno. Proporciona juguetes y tiempo de juego con él para que tu gato pueda interactuar y mantenerse activo durante los meses más fríos del año.

Esperamos que estos pequeños consejos ayuden a que nuestros gatos estén más saludables.

Dejar un comentario